TILLANDSIA SELERIANA

 

 

Riego: Regar por inmersión cada 10/15 días. La rutina de riego variará en función de la humedad ambiental que le proveas, por lo que en ambientes muy secos el riego deberá ser menos espaciado que en situaciones de alta humedad ambiental. Lo ideal es dejarlas escurrir “boca abajo” para que liberen el exceso de agua.

 

Luz: Necesita mucha luz indirecta para seguir floreciendo y desarrollarse. Puede recibir sol directo por la mañana/últimas horas de la tarde.

 

Temperatura/Humedad: Prefiere ambientes cálidos con una temperatura no menor a los 10ºC, con alta humedad ambiental (por encima del 60%).

 

Hábito de Crecimiento: Las Tillandsias son un género de lento crecimiento pero constante. Florecen usualmente en primavera, dando lugar a varas florales con pequeñas flores que usualmente son muy contrastantes y coloridas. Luego del período de floración, es muy probable que comiencen a generar brotes que darán lugar a nuevas plantitas. Las raíces en este género cumplen la función de brindar soporte y no de hidratación/nutrición, por lo que es muy importante cumplir con la rutina de riego antes mencionada mojando toda la planta.

 

Fertilizante: Recomendamos utilizar fertilizantes específicos para Tillandsias, o también se podría utilizar fertilizante para Orquídeas diluido 4 veces más agua de la dosis que se indique en el envase. Lo hacemos 1 vez por mes en todas las etapas de crecimiento (primavera/verano).

 

Plagas: Te recomendamos de manera preventiva que pulverices las hojas de la planta con jabón potásico + aceite de Neem cada 20 días.

 

Tips: La circulación de aire es CRUCIAL para evitar pudriciones en las hojas. También no recomendamos tocar demasiado las hojas ya que tienen tricomas (esas pelusas superficiales) que le sirven a la planta en situaciones de stress lumínico e hídrico.

Tillandsia seleriana - Mediana

$15.500
Sin stock
Tillandsia seleriana - Mediana $15.500

TILLANDSIA SELERIANA

 

 

Riego: Regar por inmersión cada 10/15 días. La rutina de riego variará en función de la humedad ambiental que le proveas, por lo que en ambientes muy secos el riego deberá ser menos espaciado que en situaciones de alta humedad ambiental. Lo ideal es dejarlas escurrir “boca abajo” para que liberen el exceso de agua.

 

Luz: Necesita mucha luz indirecta para seguir floreciendo y desarrollarse. Puede recibir sol directo por la mañana/últimas horas de la tarde.

 

Temperatura/Humedad: Prefiere ambientes cálidos con una temperatura no menor a los 10ºC, con alta humedad ambiental (por encima del 60%).

 

Hábito de Crecimiento: Las Tillandsias son un género de lento crecimiento pero constante. Florecen usualmente en primavera, dando lugar a varas florales con pequeñas flores que usualmente son muy contrastantes y coloridas. Luego del período de floración, es muy probable que comiencen a generar brotes que darán lugar a nuevas plantitas. Las raíces en este género cumplen la función de brindar soporte y no de hidratación/nutrición, por lo que es muy importante cumplir con la rutina de riego antes mencionada mojando toda la planta.

 

Fertilizante: Recomendamos utilizar fertilizantes específicos para Tillandsias, o también se podría utilizar fertilizante para Orquídeas diluido 4 veces más agua de la dosis que se indique en el envase. Lo hacemos 1 vez por mes en todas las etapas de crecimiento (primavera/verano).

 

Plagas: Te recomendamos de manera preventiva que pulverices las hojas de la planta con jabón potásico + aceite de Neem cada 20 días.

 

Tips: La circulación de aire es CRUCIAL para evitar pudriciones en las hojas. También no recomendamos tocar demasiado las hojas ya que tienen tricomas (esas pelusas superficiales) que le sirven a la planta en situaciones de stress lumínico e hídrico.